martes, 16 de noviembre de 2010

Adolescentes en peligro. Cómo prevenir el consumo.

La drogadicción debe ser estudiada dentro de un marco psicosocial, si no hay droga no hay drogadicción.

Otro concepto importante es el de la disposición del individuo a usar drogas. Este fenómeno es inherente a la condición de fragilidad y finitud del ser humano. Debemos tener en cuenta que drogadicción no es un diagnóstico que se corresponde en forma lineal con una estructura de personalidad definida. Es cierto que entre los adolescentes que hoy usan drogas, hay un porcentaje muy significativo de trastornos narcisistas de la personalidad, pero esta no es una condición excluyente, ya que también pueden existir trastornos neuróticos, psicóticos, depresiones graves, etc.. Por otra parte hay personas que padecen algunos de estos cuadros y que jamás se drogan.

En primer término, las personas con diferentes patologías podrán usar drogas si existe la posibilidad de tener acceso a su suministro. Donde esta alternativa no existe, la persona podrá desarrollar otras conductas adictivas: el juego, el trabajo, la comida,etc. , pero no una drogadicción fármaco-dependiente.

La droga es una necesidad que se registra como una constante a lo largo de la historia de la humanidad, y cuyo fundamento está basado en la incapacidad humana para aceptar la condición de finitud inherente al fenómeno de la vida.

El hombre es el único animal que no acepta su destino biológico que es nacer, crecer, reproducirse y morir. Todos los demás desarrollan esta secuencia aceptándola como un mandato natural.

Para ampliar este concepto Kalina hace una disociación absolutamente artificial, y considera al hombre como un cuerpo y una mente.

El cuerpo del hombre es igual al de cualquier animal, nace, crece, se reproduce ( o no ) y muere. Tiene que cumplir el destino biológico. Nuestra mente, en cambio, siempre ha querido escapar de este determinismo biológico, y sólo mentalmente podemos intentar trascender los límites que nos corresponden. Nuestra fantasía nos permite hacer cualquier cosa que deseemos, siempre que esta realización sea en el nivel mental. En cambio, en el nivel corporal, físico, la finitud y la muerte como final inevitable de nuestra existencia es un hecho capital que duele intensamente y cuesta aceptar, y cuanto más débil es una persona más dificultad tiene para tolerar el conocimiento de la realidad que es la vida.

Kalina se refiere a la fragilidad de los adolescentes, en el sentido de aquellos que han sufrido grandes frustraciones, que han lesionado su YO, debilitando y distorsionando sus posibilidades de un normal funcionamiento.

Estos adolescentes tienen más problemas para aceptar sus limitaciones, su finitud, por eso cuando tienen que enfrentarse a situaciones que experimentan como terribles, horrorosas, un recurso defensivo es refugiarse en su interior y si esta interioridad está muy dañada, lesionada, carente de objetos buenos internalizados, producto de relaciones parentofiliales amorosas, que ayuden a encontrar sentido a la vida, es decir, desilusionante, su sensibilidad a la oferta externa de substancias mágicas que les brinden ilusiones aumentan peligrosamente.




Prevención:

Los padres ejercen un rol preventivo con los hijos, o sea actúan antes de que aparezca el problema, al:

  • FOMENTAR LA IMAGEN PERSONAL POSITIVA: si el niño se siente valorado y amado por sus padres y recibe de ellos mensajes de valoración, se sentirá seguro de sí mismo. Para eso es importante:
  1. Reconocer que cada hijo es único; aprender a conocerlo y aceptarlo tal como es.

  2. Asegurarse que se siente querido y demostrarle cariño permanente a través del contacto físico y verbal.
  3. Confiar en él y demostrárselo.
  4. Estar disponible para escucharlo y compartir pequeños momentos.
  5. Respetar su privacidad.
  6. Ayudarle a que tenga éxito en las cosas que emprende y a enfrentar fracasos y errores.
  • AYUDARLES A MADURAR:
  1. Promover la toma de decisiones responsable.
  2. Darles tareas y responsabilidades, no hacer las cosas en lugar de ellos.
  3. Promover la autonomía, manteniendo el cariño y los límites.
  4. Tener una actitud abierta, flexible y de apoyo frente a los cambios de la edad.
  • ENSEÑARLES AUTOCONTROL:
  1. Los padres pueden ayudar a sus hijos a manejar y expresar adecuadamente sus emociones (pena, ansiedad, rabia, frustración, etc.) siendomodelo y ejemplo de conducta: frente a situaciones problemáticas o conflictos, no perdiendo el control, mostrando serenidad, reflexionando, buscando alternativas de expresión.
  • ESTABLECER LIMITES Y NORMAS CLARAS Y RESPETABLES:
  1. Las normas y límites son importantes porque estructuran a los hijos, les ayudan a tener las cosas más claras, a saber lo que hay que hacer y lo que no. Esto le da seguridad. Por esto los límites se van adecuando a la etapa de desarrollo de los hijos, de menor a mayor autonomía.
  1. Respetar sus opiniones.

  2. Corregir sin descalificar, ridiculizar, sermonear o comparar.
  3. Ser leal.
  4. Reconocer nuestros errores.
  5. Expresarle nuestros sentimientos.
  6. Buscar conciliar sus necesidades con las nuestras.
  7. Promover un clima de creatividad y humor.
  8. Aceptar rebeldía y críticas como parte del proceso de desarrollo.
  9. Promover el uso del tiempo libre en familia.

6.2. NIVELES DE PREVENCION (VER APARTADO N° 2)

La Prevención Primaria: se dirige a los consumidores y a usuarios ocasionales o sociales. Se trata de prevenir, en el sentido más amplio de la palabra. El objeto es evitar la aparición del problema. Se dirige por esto, a padres, docentes, jóvenes, etc.

Prevención Secundaria: su objetivo es descubrir a acabar con un problema lo antes posible o remediarlo parcialmente. Intenta, sobre todo, la detección precoz del consumo, así como la atención inmediata a sus posibles consecuencias.

Prevención Terciaria: pretende detener o retardar la evolución de un problema y sus consecuencias. Se dirigen a las personas que ya dependen físicay/o psicológicamente de las drogas. En este sentido, abarca problemas socio psiquiátricos, terapia y rehabilitación psicológica, así como la reinserción social y profesional.

1 comentario: